RE-ENFOCA TU MIRADA

RE-ENFOCA TU MIRADA

 

ENFOQUEÚltimamente me escucho hablar muchas veces acerca de hacia qué te enfocas en la vida, qué miras, qué buscas, de qué huyes, qué atraes…, y me doy cuenta de que algunas de esas personas con las que hablo, poco a poco empiezan a cambiar su enfoque, en pequeñas cosas, y comienza a haber resultados diferentes en sus vidas, así que he decidido utilizar este pequeño altavoz que la técnica me ofrece para intentar llegar a más gente.

Atraes todo aquello en lo que pones tu foco, tu energía, tu cuerpo y tu alma.

Si estás enfocado en la huida de lo que no quieres en tu vida, lo que no te gusta, lo que te molesta, en las personas o situaciones que te desagradan, estarás llamando a gritos, con todas tus ganas, más de lo mismo.

¿Por qué no te orientas y te lanzas de cabeza hacia lo que sí quieres, las metas que persigues, lo que deseas que abunde en tu vida? ¿Qué crees que pasará?

Para empezar es más motivador y estimulante pensar en lo que nos hace felices, que en aquello que queremos evitar para poder propiciar esa felicidad. ¿No crees que la primera opción es directa, práctica y constituye tu objetivo final, y la segunda supone dar un rodeo tedioso, que se hace cuesta arriba, y encima no te hace pensar que vas directo hacia tu felicidad?

Ve al qué y al para qué, no al cómo. Cuando te enfocas en tu objetivo, siempre formulado en positivo, y pones toda tu energía en alcanzarlo, el cómo surge y, a menudo, es bastante más sencillo de lo que esperabas. No vayas al problema, sino al resultado que deseas.

Eso no significa que sea suficiente con desear mucho algo para alcanzarlo con un leve chasquido de dedos. Poner toda tu energía, tu cuerpo y tu alma es mucho más que eso, pero con el foco bien puesto tendrás un sesenta por ciento del camino andado.

Piensa por un momento en todos los problemas que creas que tienes a día de hoy, escríbelos y analiza qué hay más allá de ellos, qué quieres lograr en realidad.

Por ejemplo:

  • ¿Quieres dejar de discutir con tu pareja por cualquier cosa, ó quieres que haya una comunicación armoniosa entre ambos en la que el protagonista sea el respeto y la comprensión?
  • ¿Quieres evitar ver a esa persona que te hace sentir mal, ó lo que realmente quieres es sentirte bien estés donde estés y con quien estés?
  • Lo quiero, aunque es muy difícil lograrlo, ó lo quiero y voy a por ello, cueste lo que cueste y sea cuando sea.
  • A ver si salimos de la crisis, ó vamos a recuperar los tiempos de bonanza y abundancia.

Date cuenta de la diferencia de enfoques, ese ir más allá.

Una vez que hagas este pequeño ejercicio, intenta sentirlo, que te resuene, que sea el guante perfecto para tu mano, y después….¡ a por ello!!!!

Te recomiendo que lo pruebes con pequeñas cositas si eres muy escéptico, y luego vayas subiendo el listón. ¡Ya me contarás! Espero tus comentarios.

¡Hasta la semana próxima! ¡Vive y disfruta!

Begoña Poza Navarro.


Últimos Posts